Centro Rumbos
Salud Mental y Bienestar


Psicología, Neuropsicología, Psiquiatría
ArteTerapia, Mindfulness e Hipnosis
Niños, Adolescentes, Jóvenes y Adultos

¿Cómo saber si mi hijo tiene Depresión ? ¡Descubre cómo identificar la depresión infantil!


Depresión

Los niños también sufren de depresión

Hace unos años se creía que la depresión solo afectaba a los adultos. Actualmente se sabe que este trastorno del estado de ánimo también afecta a niños desde todas las edades, incluso desde muy pequeños.

La Organización Mundial de la Salud estima que un 3% de la población infantil sufre depresión. Muchos niños no son diagnosticados, no son tratados y en algunos casos sus padres no detectan después de largo tiempo señales de que algo les podría suceder.

La depresión es incapacitante, limitante y bloquea la capacidad de disfrutar. En los niños limita la posibilidad de desarrollarse en plenitud.

Si un niño no recibe ayuda, se verá afectado en el desarrollo de la personalidad, la seguridad y la autoestima. Además, estos niños tendrán más posibilidad de fracaso escolar, conductas de riesgo, aislamiento social y estarán más expuestos a futuros problemas psiquiátricos.

Causas de la depresión en niños

En la base de la depresión infantil encontramos distintas experiencias traumáticas de abuso y maltrato, situaciones como la pérdida de un ser querido, la separación de los padres, el ser objeto de bullying, algunos factores estresores son las exigencias escolares, los cambios de casa, país , colegio y las dificultades de adaptación que se experimentan.

¿Cómo identificar la depresión en un niño?

La depresión se expresa diferente en el niño que en un adulto y en los síntomas adquieren distintas características en cada etapa del desarrollo y edad.

Como los más pequeños no tienen aún capacidad para identificar sus emociones, no logran verbalizar lo que le pasa. Una manera de expresar es por medio de conductas alteradas, como ser desobediente o un estado anímico irritable contante . Los más chiquitos se pueden poner "demandantes, caprichosos, enojones, gritones o llorones".

También pueden darse distintos cambios en el peso , algunos niños suelen engordar ya que comen más para aliviar los sentimientos de angustia y otros pueden adelgazar debido a que se inhibe su apetito.

Los que son más grandes pueden expresar sentimientos de inseguridad, culpa o quejas acerca de que no les resultan las cosas.

Es importante poner atención en los cambios de comportamiento, si se muestran apáticos, si constantemente están cansados, si actúan de forma regresiva, si dejan de disfrutar con juegos o actividades en que anteriormente si lo hacian. Muchas veces se aprecia una notoria desmotivacion por aprender cosas nuevas y esa curiosidad innata de los chiquitos de explorar, mirar , preguntar se manifiesta escasa. Si a estas características se suma el que el niño se ve continuamente triste, silencioso, irritable, está desafiante, de mal humor o se queja de dolores sin un origen identificable como de cabeza, de estómago u otras molestias físicas. Si muchas de estas señales y la propia intuición de los padres de que algo pasa, llevaran a la hipótesis de una depresión.

Síntomas que indican que un niño esta deprimido

Estado de ánimo alterado deprimido o irritable) en un periodo de al menos dos semanas como mínimo.

Baja autoestima, pueden observarse sentimientos de inferioridad , de inseguridad en sí mismo, escasa confianza en lograr cosas y temor a que “le vaya mal”.

Conductas agresivas, de descontrol, como pataletas, actitudes hostiles con los demás.

Desánimo, falta de interés , poca motivación y escasa energía para jugar, hablar y disfrutar en actividades que anteriormente le resultaban placenteras.

Baja de rendimiento académico en niños en etapa escolar .

Dificultades de aprendizaje como problemas de concentración, memoria o dificultad para aprender en alguna materia, cuando antes no sucedía.

Cambios, algunos niños se ponen o muy activos e inquietos o muy pasivos y lánguidos

Variaciones de peso, con tendencia al aumento en los niños.

Quejas de dolores, cansancio, sueño.

Conductas descontroladas , algunos rompen cosas y otros pueden agredirse a si mismos, llegando a , golpearse con las manos en el cuerpo, tirarse el pelo e incluso golpearse la cabeza contra algo duro.

Mi hijo podria tener una depresión, ¿Que hago ?

Si cree que algo le podria suceder a su hijo, es necesario que sea evaluado por un psicólogo y /psiquiatra. Muchas veces la primera visita a un psicólogo determina si es necesario un tratamiento psiquiátrico. Tambien sucede al contrario muchos psiquiatras envian a sus pacientes a una psicoterpia.La depresión es una enfermedad, por lo que debe ser diagnosticado por un profesional capacitado como psicólogo o psiquiatra.

¿Cómo prevenir la depresión en los niños?

Fomente una relación de confianza con sus hijos en la cual ellos se sientan escuchados y puedan hablar con libertad de lo que sienten y de lo que les sucede y no dude de la veracidad de lo que el niño le cuenta.

Ayúdelo a comprender las emociones que experimenta, sin entregarle soluciones rápidas, hágale preguntas de modo que el mismo vaya reflexionando para encontrar respuestas, esto hará que el niño perciba que se le tiene confianza y que él es capaz de enfrentar sus dificultades.

La contención y el apoyo por parte de una figura importante para el niño, diluye la amenaza de la depresión. Destaque siempre lo positivo en sus experiencias incentivándolo a aprender de sus errores. Apóyelo entregándole seguridad y dándole herramientas para resolver conflictos y problemas por medio del diálogo, el intercambio de ideas y sugerencias.

Promueva hábitos saludables y espacios de autocuidado. Es fundamental para la salud mental y el bienestar de un niño mental cuidar la alimentación, dormir las horas necesarias, hacer ejercicios, actividades recreativas y mantener interacción con otros niños. Enseñe a su hijo el autocuidado y la autoprotección.

Establezca instancias de colaboración y disfrute en familia. Los afectos y las buenas relaciones son protectores de la depresión tanto en niños como adultos. No le mienta si Ud. se siente triste, explíquele que está pasando por un momento difícil y que lo superará. Esconder lo que le pasa a sus niños incentiva sus miedos y preocupaciones.

Aunque para muchos puede resultar obvio, no olvide expresarle lo valioso que es como persona y lo mucho que lo quiere. Comente al médico del niño lo que le está sucediendo, existen problemas médicos que causan depresión. Si no hay razones físicas y si, a pesar del apoyo que usted le da los síntomas permanecen durante más de 15 días, busque ayuda terapéutica. Es muy importante que un especialista psiquiatra o psicólogo establezca un diagnóstico y reciba el niño reciba un tratamiento.

www.centrorumbos.cl

Susana Pèrez Hidalgo

WhatsApp.png
  • Facebook Rumbos
  • Instagram Rumbos
  • Twitter Rumbos
  • YouTube Rumbos
  • LinkedIn Rumbos
button_reserva-online.png
button_isapres-pagos.png