top of page

Hipnosis Clínica Ericksoniana con niños


La hipnosis ericksoniana es una forma de hipnosis desarrollada por el famoso psiquiatra y psicoterapeuta Milton H. Erickson. Esta técnica se caracteriza por su enfoque individualizado, adaptándose a las características personales del paciente. A diferencia de la hipnosis clásica, que a menudo se basa en un lenguaje indirecto y sugestivo, la hipnosis ericksoniana permite la participación activa del paciente. Erickson mostró que el inconsciente del individuo posee un potencial de recursos y soluciones creativas, y mediante la hipnosis, es posible estimular estas capacidades para promover el cambio terapéutico. El terapeuta ericksoniano utiliza técnicas narrativas, metáforas, analogías y sugestiones indirectas para inducir un estado de trance en el paciente. Durante el trance, el paciente puede experimentar una mayor receptividad y enfoque interno, lo que facilita la exploración de problemas, creencias limitantes y recursos internos para el cambio. Se busca alcanzar un estado de relajación profunda y concentración enfocada que permite que el paciente esté más receptivo a las sugestiones y pueda acceder a pensamientos, emociones y recuerdos. La hipnosis clínica se utiliza como una herramienta para resolver ansiedades, fobias, estrés, trastornos del sueño, dolor crónico, adicciones y otros problemas de salud. En el caso de la hipnosis en niños, se requiere un enfoque especial y delicado. Es importante que se realice por profesionales que sean psicólogos y puedan ofrecer un ambiente seguro y confortable para que el niño se sienta tranquilo y relajado. Es fundamental establecer un vínculo basado en una relación de confianza antes de intentar cualquier técnica de hipnosis. Para trabajar con niños, se utiliza un lenguaje adaptado a su edad, simple y de acuerdo a su nivel de desarrollo, para que puedan entender las instrucciones y seguir las indicaciones. Se emplean técnicas de juego, relajación, respiración profunda, visualizaciones guiadas e imaginación para inducir un estado de relajación. Durante la hipnosis, se utilizan historias y narrativas imaginativas que ayuden al niño a entrar en un estado de trance. Se utilizan recursos internos para facilitar cambios positivos y mejorar el bienestar general de los niños. Es fundamental tener una comprensión sólida de la técnica y las necesidades del paciente para lograr resultados positivos y duraderos. Cabe mencionar que no todas las personas son igualmente susceptibles a la hipnosis, y su efectividad puede variar según cada individuo. Por ello, es importante que la hipnosis clínica se utilice como parte de un enfoque integral de tratamiento, combinándola con otras intervenciones terapéuticas cuando sea necesario.



1 Kommentar

Mit 0 von 5 Sternen bewertet.
Noch keine Ratings

Rating hinzufügen
Gast
03. Aug. 2023

Mmm… muy interesante. Pero cuando se trata de niños, creo que ellos son espejos de lo que ocurre a los padres. Veo que sanan cuando los padres se hacen cargo de sus propias heridas que proyectan en ellos.

Gefällt mir
bottom of page