La importancia de la ayuda Psicóloga en los niños

La importancia de la ayuda Psicóloga en los niños





Muchas veces los padres detectan cambios repentinos en sus hijos, se dan cuenta, que se conducen de manera distinta a lo habitual. Aparecen comportamientos oposicionistas, pueden verse más desmotivados o inquietos de lo normal o podrían actuar (sin razón )de manera regresiva, con conductas que no están de acuerdo a su edad o que se creían superadas.

Los problemas psicológicos en los niños se presentan en el comportamiento, los afectos y en el cuerpo.

Un niño más irritable, más inquieto, más rebelde y trasgresor que tiene dificultad para seguir reglas, no quiere comer o come en exceso, (irritabilidad, inquietud, trasgresión, problemas para comer, seguir reglar, etc. ) o que refiere dolores de cabeza, de estómago y miedos. Requiere ser evaluado por un psicólogo ya sea para prevenir, orientar a los padres o bien recibir apoyo psicológico y evaluar la necesidad de derivación psiquiátrica y /o Neuropsicológica, si es necesaria.




¿Problemas Psicológicos en mi hijo/a?


Los padres son los primeros en darse cuenta de que detrás de algunos comportamientos de sus hijos hay un origen psicológico que lo provoca. Saben que sus hijos, desde muy pequeños son afectados por el medio. Algunos pequeños presentan un temperamento más reactivo que tiene una base biológica más vulnerable como menos tolerancia a la frustración, más necesidad de dependencia. Cada ser humano presenta un índice de neuroticidad que puede hacer a una persona más o menos vulnerable al ambiente que le toco vivir.

Las situaciones familiares los cambios, los eventos traumatizantes afectan el desarrollo de un niño y requieren ser abordados. Si un niño presenta perturbaciones emocionales, inquietudes, ansiedad o angustia frente algún tema, problemas conductuales como: dificultades para incorporar normas, relacionarse con los demás, adaptarse al sistema escolar.






Es fundamental prestar atención y detectar que podría estar a la base de lo que le sucede a un niño.

Uno de los temas que pasa más inadvertido son los problemas de pareja o la separación de los padres. En la vida de un niño los problemas de relación entre su padre y madre pueden llegar a ser una crisis; (al igual como para sus padres). Con la diferencia que, para el niño, es una situación que se le impone, que no quería vivir y no eligió y lo divide internamente.


Los niños como los adultos atraviesas situaciones angustiantes, que les generan estrés, ansiedad y depresión: Les llega lo que afecta a la familia como la muerte de un ser querido, los accidente en algún familiar, los cambios de casa colegio y de vida. Además, el contexto social no es siempre protegido y muchos viven situaciones como acoso escolar y bullying.


Es un derecho en un niño, contar con el apoyo de un profesional entrenado en psicología, que garantice un desarrollo sano de su personalidad. El cual sea un facilitador en reparar situaciones traumáticas y lo apoyara en la superación de situaciones de su historia de vida, para asegurarse que no afectara la vida futura del niño. Junto a esto lo dotara de herramientas emocionales y lo entrenara en organizar adecuadamente sus emociones y fortalecer sus capacidades adaptativas.

La ayuda terapéutica ayuda a superar dificultades emocionales y conductuales en un niño o adolescente, permite entregar el apoyo necesario y promover un sano desarrollo de la personalidad.





Algunos Problemas específicos que puede presentar un niños:

Dificultades en el desarrollo psico-emocional, descontrol de impulsos, desmotivación, ideas fijas, temores nocturnos, problemas de aprendizaje, de comunicación oral o escrita, trastorno de déficit atencional y conflictos en torno a la propia identidad, depresión y ansiedad.


Centro Rumbos

 Clínico y Multidisciplinario

Psicología, Neuropsicología, Psiquiatría,

Arteterapia, Mindfulness.

Atención niños, adultos, jóvenes y adolescentes

WhatsApp.png
  • Facebook Rumbos
  • Instagram Rumbos
  • Twitter Rumbos
  • YouTube Rumbos
  • LinkedIn Rumbos